Origen de los mariachis

Origen de Los Mariachis

El origen de la palabra MARIACHI data de la época de la invación de francia a México, por allá en el año 1862; dicen los historiadores que un soldado francés al ver la alegría desbordante de los músicos que animaban una boda preguntaron de qué se trataba y el traductor simplemente le dijo: “C’est un mariage”; es decir, es una boda. De ahí en adelante los franceses llamaban al grupo musical “marriach”, término que con el pasar del tiempo se transformo en MARIACHI o MARIACHES. Aunque existen otras versiones sobre el origen de esta palabra, ésta parece ser la más acertada.

En la actualidad existe dos corrientes, el Mariachi Moderno y el Mariachi Tradicional. El primero es el que todo conocemos y el tradicional es conservado por campesinos mexicanos.

Si bien el marichi es netamente mexicano, en la actualidad su música ha “invadido” multitud de países, especialmente, en america latina. En Colombia en la mayoría de pueblos la música de su predilección es la ranchera y sus mariachis. Para muchos campesinos “El Puente Roto”, Los Dos Pasajes y “Si no me querés te corto la cara” parecen ser sus “himnos” regionales.

En Bogotá, si Ud. desea a última hora contratar una serenata puede pasar por Chapinero (Avenida Caracas con calle 54), en horas del atardecer o noche, y encontrará mariachis de todos los colores y sabores, dispuestos a acompañarlo de inmediato a su serenata, al estilo plaza Garibaldi. Obviamente, también encontrará otros tipos de música, vallenatos, musica llanera, duos, trios, etc., etc.  Este mismo escenario lo he visto en Bucaramanga, por la carrera 33 con calle 35, en sector Cabecera.

Algunos consideran que las rancheras y los mariachi son del gusto de gente de “bajo perfil”, ya que esta música “arrabalera” es la preferida de los campesinos y borrachitos de cantina. La realidad es que en cualquier fiesta o reunión, cuando alrededor de la medianoche de improviso suenan las trompetas, todo el mundo, hasta los “encopetados”  se olvidan de esos conceptos y se “despiertan” para disfrutar de la contagiosa alegría producida por la  “hora loca Marichi”.

 

Posted in Serenatas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.